jueves, 4 de febrero de 2010

El show debe continuar.



Un 4 de febrero de 1991 veía la luz el álbum Innuendo, el último álbum de estudio de la banda Queen antes del fallecimiento de Freddy Mercury Hoy hace de eso 19 años.

En mi modesta opinión, es uno de sus mejores álbumes. En el brilla la voz de Freddy, tan poderosa como siempre, aún cuando el ya estaba muy deteriorado físicamente por la enfermedad que acabaría con su vida el 23 de Noviembre de ese mismo año.

Soy fan de Queen desde pequeña. Desde que, gracias a mi hermano mayor, escuché Bohemian Rhapsody (uno de sus mejores y mas exitosos temas). Esa canción me impactó y desde entonces su música ha acompañado algunos de los momentos más felices e importantes de mi vida. Y también de alguno de los momentos más duros y difíciles.

Recuerdo que le regalé ese disco a mi hermano pequeño, también un gran fan de la banda. Y que cuando escuché la canción The show must go on rompí a llorar. Sabía que freddy estaba enfermo, muy enfermo. Aunque siempre ocultó su estado de salud, su deterioro físico era tal, que incluso en un vídeo tuvieron que distorsionar las imágenes para tratar de que su extrema delgadez no fuera tan evidente. Recuerdo que escuchar esa canción me hacía llorar, sobretodo al fallecer el cantante. Consideraba que era la canción más triste que había escuchado nunca. La canción de alguien que sabe que le queda poco tiempo, una despedida.
Pero llego un día en que tuve que hacer frente a una grave enfermedad. Y escuché la canción. Y contra todo pronóstico no derramé ni una lágrima. Por primera vez en mi vida, 12 años después de escucharla en aquel álbum, entendí la letra. Sí, la canción era una despedida, pero ¿porque tenía que ser triste? Que la vida seguía aunque el ya no estuviera en ella, pero que de alguna manera seguiría vivo. Viviría cada vez que alguien cantase o escuchase una de sus canciones.
En ese momento en que entendí la canción, empecé a entender y aceptar muchas cosas en mi vida. Primero de todo, acepté que mi vida podía acabarse. Miré a la muerte de frente y vi que no hay que temerla. Que la vida es maravillosa, pero hay momentos en que seguir vivo es una condena y la muerte una liberación. Que lo importante es aprovechar cada segundo que tienes, no postergar lo importante para "cuando tengas tiempo". Y aceptar eso me hizo más fuerte. Y la suerte puso el resto.

Y hoy, casi siete años después de ese mágico momento, cuando escucho esa canción y recuerdo a Freddy pienso que me enseñó una de las lecciones más importantes de mi vida. A vivir al máximo cada momento porque la vida (o el show) continuará sin mí y lo único que en ese momento pensaré será en que de verdad he vivido una vida plena.

Ah, se me olvidaba. Superé la enfermedad y a día de hoy solo me quedan pequeños efectos secundarios del tratamiento. Pero por suerte nada grave.

4 comentarios:

Los Fantasmas del Paraíso dijo...

Guau, un post realmente profundo. No conocía la historia detrás de la canción. Y es realmente impresionante. La verdad, no soy quien para opinar, porque he tenido una gran suerte y no he pasado por ninguna experiencia tan fuerte, y eso es algo que marca y es lo que hace saber cómo es pasar todo lo que describes. Yo sólo puedo imaginármelo. Pero sé que Freddie Mercury y canciones como las dos que mencionas han pasado a formar parte de la Historia por su genialidad, e incluso de la cultura popular.

jengibre dijo...

Hola Fantasmas.

Yo también he tenido una gran suerte. Lo importante en este vida no es lo que te pasa, sino como lo afrontas. Esa es otra de las lecciones que aprendí. Nunca sabes la fuerza que tienes o de lo que eres capaz hasta que te encuentras en la situación.

Hace tiempo quería hacer una entrada sobre Queen Y no descarto en el futuro hacer otras entradas con algunas de las canciones que más me gustan de ellos. Pero esta era realmente especial. Empecé a escribir y me dejé llevar. Así que celebro que te haya gustado. Es una entrada hecha con el corazón.

Nicolás dijo...

Lamento mucho el retraso en leer esta entrada y en comentarla. Es más, aún sabiendo que se publicaba el jueves, tuve muchos inconvenientes con el Internet y los tiempos como para poder leerla a profundidad. ¿Qué decir? Opino lo mismo que Fantasmas, es un post muy profundo y lleno de reflexiones para analizar detenidamente y tratar de comprender.

1. Me ha parecido muy bien llevado el modo en que has sabido conjugar la canción y parte de tu historia personal, ha quedado muy bien escrito y delineado correctamente.

2. Yo he pasado por una situación traumática en el 2003 y en el 2006, pero no tienen ningún punto de comparación. Eres una persona verdaderamente admirable por dos causas. La primera es tu valentía, y este término se queda corto para definir lo que en realidad eres; porque hay que tener mucho más que valentía para hacerle cara a la muerte, estar con la frente en alto y salir victoriosa. No cualquier persona lo lograría, y aquí se demuestra que tienes un gran valor. Y lo segundo es que, no sólo has superado a la muerte, sino que has extraído muchas reflexiones sobre la vida. Creo que toda experiencia traumática o situación que nos marca nos deja algo para seguir adelante, lo he comprobado por experiencia propia. Y este caso, tu experiencia, demuestra que has aprendido mucho de la vida al estar al borde de la muerte.

3. Tienes mucha razón: una persona nunca se va del todo. Nunca nos vamos. Siempre quedará algo de nosotros en este mundo, en los corazones de nuestros seres queridos, en lo que hemos ayudado a los demás, en lo que hemos ido dejando a lo largo de nuestra vida, en todo lo que hemos hecho quedará algo de nosotros y eso no morirá jamás. Y eso es algo que tiene de especial el arte y la música. Cuando un compositor o intérprete muere, y cuando se vuelve a tocar uno de sus temas, o cuando se vuelve a escuchar su versión original, se sabe que ese músico no se ha ido, sigue vivo en su música. Es uno de los aspectos más curiosos y destacables de la música y del arte, el hecho de que se rompe con la barrera del tiempo y del espacio.

4. En efecto, carpe diem. Literalmente "vaprovechar el día". Hay mucha gente que desperdicia su vida, renunciando a vivirla al límite. Entiéndase que cuando digo "al límite" yo hago alusión a amar y atesorar cada momento de la vida y tratar de no desperdiciar un sólo minuto. Pienso que muchas personas priorizan cosas inecesarias o dejan de lado lo fundamental, y se olvidan de que lo más importante en esta vida es amar y sentirse amado, y que lo demás es secundario. Y me remito a la primera carta de Pablo a los Corintios. Creo que es una de las lecciones más importantes que podrías haber aprendido.

5. Y bueno... ya lo dijo Platón: "Que todo ocurre por algo y nada sucede sin fundamento". Creo que las malas experiencias, por así decirlo, tienen más significados de los que creemos. Y lo que has dicho en tu comentario es muy cierto: no importan las cosas que nos pasen, sino cómo tomamos nosotros esas cosas. Creo que también habrías podido desistir y dejar de luchar, o tomar todo de una forma amarga y pesimista, pero tú decidiste luchar y seguir adelante, sin bajar los brazos. Y creo que te has llevado más cosas de las que, a primera vista, se podría imaginar.


6. La voz, oh, la voz. Me cuesta creer que Mercury estuviera enfermo cuando grabó esa canción, porque la verdad es que se refleja una potencia y una energía increíble. Sencillamente magnífico.

7. No tengo mucho más que decir. Tan sólo felicitarte por la entrada y por cómo has sabido sobrellevar todo esto, porque es realmente un ejemplo digno de admiración.

Y bueno, ya que estamos, supongo que lo mejor sería decir por último:
Carpe diem.

jengibre dijo...

Nicolás, no te preocupes por la tardanza. Se que estás en época de estudios. Y lo primero es lo primero.
Celebro que te haya gustado. Es la entrada más personal que he escrito.
Y no soy admirable ni particularmente valiente. O por lo menos no mas que otra persona en la misma situación. Y te equivocas, hay muchísimas personas que se enfrentan a ese tipo de situaciones con valentía y coraje. He conocido a muchas que me han enseñado lo que de verdad es luchar. Gente con mucho más valor que yo. No soy especial. Sólo he tenido más suerte donde otros no la han tenido. He podido tener una segunda oportunidad y aprendí que hay que aprovecharla.
Como digo siempre, nunca sabemos el coraje o la fuerza que tenemos hasta que nos toca vivir una situación complicada. Y de eso tu también sabes mucho.

Eso sí, la voz de Freddy era genial. Estuvo grabando material casi hasta el final. Canciones que fueron publicadas tras la muerte del cantante en un álbum titulado "Made in heaven" Y como he dicho antes, publicaré más entradas de Queen...