domingo, 16 de octubre de 2011

Bon Jovi



Hoy me he levantado con ganas de buena música. Y he pensado que a este salón le hacía falta un poco de rock. Y aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid y que yo estuve en el concierto que Bon Jovi dio en el estadio Olímpico, en Barcelona, el 27 de julio, he decidido hacerlos protagonistas de esta entrada.

Bon Jovi se formó en 1983 en New Jersey por John Bon Jovi, Ritchie Sambora, Tico Torres y David Bryan. Aunque su lanzamiento defintivo fue en 1986 con el álbum Slippery when wet que incluía canciones como Livin'on a prayer, Bad medecine o You give love a bad name. Fue en ese año cuando yo los descubrí. Tenía 19 añitos y John Bon Jovi me parecía el tío más guapo de la tierra. Ahora tengo algunos años más, pero que queréis que os diga, él sigue siendo uno de los músicos más atractivos, el pelo mucho más corto que antaño (una leyenda urbana afirma que se lo quemó en una barbacoa de Bruce Springsteen y que por eso se corto su fabulosa melena rubia), pero sigue siendo muy atractivo. 
Y que decir del concierto. ¡¡¡Fue alucinante!!! Casi tres horas de buen rock, un repaso a sus canciones más emblemáticas, un show alucinante y un público entregado. 
Pero como lo importante es su música, os dejo con mi canción favorita. It's my life. Porque sólo tenemos una vida y tenemos que aprovecharla al máximo, porque nadie tiene derecho a vivirla por ti. Y por supuesto, nadie morirá por ti cuando llegue tu momento. 



En otras entradas programaré más canciones suyas... ¡¡Larga vida al rock&roll!!!

2 comentarios:

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola Jengibre

También actuó este verano en San Sebastián. No fui pero escuché parte del concierto desde casa. Es la ventaja o inconveniente de vivir cerca de donde tocan.

Que no falte nunca la buena música en nuestras vidas. ;).

Besotes.

jengibre dijo...

Hola Maria Eugenia.

Estoy de acuerdo contigo, la música no puede faltar en nuestras vidas.

La verdad es que el concierto mereció la pena. Fue una noche memorable y te aseguro que cuando vuelvan a Barcelona estaré allí.

Besitos de jengibre.