jueves, 30 de julio de 2009

¡Hay fiesta en el salón del Estudio!

Buenas tarde queridos amigos del salón, hoy el gran blog de los conocimientos, esta bitácora que tiene miuy poca vida pero grandes espectativas, se viste de fiesta ante un acontecimiento muy importante para mí. Recordaréis que en mi entrada anterior mencioné algo acerca de unos exámenes, y muchos deberes. Bien, mi pronóstico se cumplió, y esta semana he tenido la oportunidad de rendir mis exámenes de cinco asignaturas, entre las cuales se mencionan: Matemáticas, digamos que esta la aprobé con una muy alta calificación. Biología, interesante, obtuve una nota intermedia. Educación Plástica y artística, saqué muchos conocimientos nuevos, y una nota que, sinceramente, no me esperaba. La aprobé, pero no me esperaba semejante sorpresa, obtuve una muy buena, casi excelente calificación. En inglés me fue extraordinariamente bien. Al igual que en lengua castellana. Allí están los resultados de este periódo... Aún no sé, ni quiero saber, por el momento, cuáles y cuántas materias he de rendir en diciembre, pero lo que sí sé, es que estoy muy feliz de haber aprobado, haber aprendido, y ahora tener algo de tiempo libre para descansar y dedicarme a quejarme de no tener material para la mente.
No olvido, que este blog es una de mis responsabilidades, no primordial, pero una responsabilidad al fin. Pero, y como la gente de por aquí, (las dos personas que se pasan siempre que pueden) Necesita un relajamiento mental, y quitarse algunas preocupaciones de la cabeza por un tiempo... He decidido, sin ningún género de duda, reflexión, inquietud, remordimiento, o cualquiera de otras sensaciones semejantes, que daré una gran fiesta en este salón del estudio.
Desde que el salón se fundó, hasta nuestros días, (dos meses) Hemos aplicado nuestros esfuerzos en darle vida a la bitácora de viaje, nos hemos propuesto entretenernos a base de planteamientos y acertijos, en suma, hemos comenzado nuestro camino de conocimiento aplicando métodos divertidos y pedagógicos. No obstante, no hemos dejado de aplicar nuestras mentes, y, por ende, creo que todos nos merecemos un descanso, algo que aparte nuestras mentes del trabajo. Así pues, ¡Se abre una gran fiesta en el salón del estudio!
Ahora bien, se puede hacer una fiesta con tres personas, pero sería agradable que se sumara más gente... Por lo tanto este mensaje va dirigido a los que se pasan por el salón, leen, y no dejan comentarios. ¡Vengan a disfrutar un rato y compartir vuestros conocimientos!
Ahora hay una fiesta abierta, pero luego volveremos al trabajo, y quiero que este proyecto comience, además, a cumplir otro objetivo que me propuse en el momento de crearlo. Quisiera que comenzáramos a compartir más conocimientos, esto es, que yo no haga una entrada exibiendo un tema, sino, que sólo haga una entrada inconclusa, con algunas preguntas, que ustedes vayan contestando a base de su experiencia y su saber. ¿Les parece interesante?
Además de esto, que es un tema muy importante, debemos tratar otras cuestiones. ¿Quién trae la comida?
Bien, yo, por mi parte, traigo una canción, que siempre me gusta oír cuando termino un periódo de exámenes, y que podría ser un buen complemento de la entrada de Utopía.
A pesar de que esto será una fiesta, no quiero que el blog pierda la característica fundamental de que en cada entrada o post, algo nuevo, por insignificante que parezca, se aprenda.
¿Listos para una breve clase?
La canción que les traigo es un poema en realidad, conocido como la oda a la alegría, y que fue transformada luego, por el célebre compositor, Ludwing van Beethoven, en una canción, tema principal de su novena y última sinfonía. En la actualidad este tema es más conocido por el himno de la alegría, y no hay persona que no lo haya escuchado, siquiera, en una cajita musical. Pero, además de representar un ito en la cultura popular, tiene un mensaje, más allá de lo estético, que impulsa a un buscador de sueños y fantasía, a seguir intentando.
Aquí adjunto la letra de la canción, (o por lo menos la partye que yo sé) y un enlace que los llevará a YouTube, allí hay una versión muy bonita de este tema.

¡Ven escucha hermano la canción de la alegría!
¡El canto alegre del que espera un nuevo día!

¡Ven canta!
¡Sueña cantando!
¡Vive soñando el nuevo sol!
¡En donde los hombres volverán a ser hermanos!

¡Si en tu camino sólo existe la tristeza!
¡Y el llanto amargo de la soledad comienza!

¿Qué hay que hacer?

¡Ven canta!
¡Sueña cantando!
¡Vive soñando un nuevo sol!
¡En donde los hombres volverán a ser hermanos!

¡Si es que no encuentras la alegría en esta tierra!
¡Búscala hermano más allá de las estrellas!

http://www.youtube.com/watch?v=arNjS18GWbs

Ahí la tenéis. Sé que es post de hoy ha sido más personal que de costumbre, pero es tan difícil racionalizar el ser.
Estáis invitado a partticipar en esta fiesta, podéis hablar de todo lo que quieras, temas varios, la música, libros, teorías, ¡Estáis en libre albedrío!
Será pues, hasta que el universo y el mar de los conocimientos nos encuentre nuevamente.

P. S. Para los que les interese... El sábado tengo pensado hacer una publicación sobre un cuento corto que he escrito. Si les interesa, podéis pasaros por aquí.

2 comentarios:

jengibre dijo...

Buenos días Nícolas.
¿llego tarde para sumarme a la fiesta?
He traído té frío, de propia fabricación, ese que tanto me alabó el Profesor, y también mi mejor bizcocho, de de almendras, ya sabes que es mi especialidad... ;D

He escuchado la música... Por si no lo sabías, ese es también el himno de Europa, por lo menos de la Europa comunitaria...

Hoy quisiera terminar este comentario con unas palabras de mi "maestro", la persona que me hizo amar los mundos de fantasía... J.R.R. Tolkien.

"Ancho, alto y profundo es el reino de los cuentos de hadas, y lleno todo él de cosas diversas: allí hay toda suerte de bestias y pájaros; mares sin riberas e incontables estrellas; belleza que embelesa y un peligro siempre presente; la alegría, lo mismo que la tristeza, son afiladas como espadas. Tal vez un hombre pueda sentirse dichoso de haber vagado por este reino, pero su misma plenitud y condición arcana atan la lengua del viajero que desee describirlo. Y mientras está en él le resulta peligroso hacer demasiadas preguntas, no vaya a ser que las puertas se cierren y desaparezcan las llaves..."
J.R.R. Tolkien "Sobre los cuentos de hadas"

¡¡¡Enhorabuena Nícolas!!!

Nicolás dijo...

¡Bienvenida a la fiesta del salón! ¿Cómo iba a ser de otra forma! Bienvenidos sean tus pasteles de almendra, y tu té helado, nada mejor y más delicioso... aquí traje limonada, chocolate, pasteles de crema, pai de limón, helado, y demás confituras. ¿Cuento de hada? No, yo publicaré un cuento muy pequeñito y modesto que habla sobre los niños...
Me gusta esa reflexión de Tolkien, también es uno de mis escritores favoritos, y te diré que te lo has ganado... Esa reflexión va a ir a un nuevo gadget, (que en realidad era viejo) Y que se tuvo que ir por un tiempo a causa de una mala configuración... Pero cuando regrese la sabiduría de las generaciones pasadas, esa frase tendrá un lugar allí. ¡Felicitaciones! Y que siga la fiesta.