miércoles, 28 de julio de 2010

Reflexión mortal... (creo)



... hem... A ver, lo cierto es que no sé cómo definir lo siguiente. Así que si veníais buscando definiciones y conceptos, ya podéis retiraros, porque en esta ocasión ni yo mismo tengo en claro cómo definir esta barbaridad que se me acaba de ocurrir. Supongo que el estar como lámpara de ciego le hace a uno pensar en una infinidad de cosas (y las cosas que uno piensa no siempre tienen lógica, mucho menos son útiles). Cualquiera que quisiera sacar partido a una reflexión brillante por su ridiculez y genial por su paradigma... lo etiquetaría como "microcuento" y a otra cosa mariposa. Pero como soy así de honesto, lo que voy a hacer será dejar lo que he creado en mi mente (como si lo pudiese crear en otro lugar) para que alguien con mayor criterio juzgue en qué categoría de las muchas que hay se puede encuadrar. Si queréis mi humilde opinión, yo diría que es un razonamiento chiflado hecho al borde del aburrimiento extremo (1).

¿Listos? Bueno, listos o no, allí va...


«Cualquier persona que esté mortalmente aburrida tiene que poder decir en voz alta: "Incluso aceptaría una salida con Drácula"».


¿Lo véis? ¿Os habéis ilusionado? Nah, nada de replicar, porque yo os dije desde el principio que iba a ser la cosa más ridícula que hubieráis escuchado en vuestra vida.

Ale, el día que escriba un libro serio de Matemáticas o de Química voy a dedicarme a poner mis reflexiones al pie de las páginas para que las pobres tengan un lugar de importancia en el repertorio aragoniano (cabe destacar que también valdría ponerlas al encabezar los títulos de los capítulos). Con todo, hasta que yo publique un libro de divulgación o de cualquier otra cosa (digo esto porque con las publicaciones de Carlos Jiménez, Belén Franchese y Wanda Nara he terminado de comprobar que cualquiera, también dicho "cualquiese", puede publicar un libro siempre que tenga una historia sensacional o haya alcanzado cierta popularidad al intentar parodiar a Bécker pero mal), tendrá que pasar (creo) mucho tiempo, así que, por el momento, se quedarán aquí, en este humilde saloncito del estudio.

P.S. Sí, la conclusión de la reflexión es que ¡me aburro mortalmente!

P.P.S. (1): Sí, estoy de vacaciones y toda la cosa, pero el problema que tengo es que...
... cómo decirlo. Cuando estoy ocupado en los estudios estoy entretenido; lo que a mí me desagrada es la Espada de Damocles sobre la cabeza que representan los exámenes en fechas como en junio y julio. Ahora bien, cuando me hallo como ahora, sin nada más que hacer que mirarme el ombligo, es cuando comienzo a caer en la apatía, el aburrimiento y el sopor. Soy digno sucesor de esa características de Sherlock, vamos.

P.P.P.S. He notado que cuando hago entradas de longitud corta, siempre agrego postdatas diciendo algo como "¡me encanta hacer entradas de esta longitud!" y siempre termino extendiendo más la entrada (como comprobante léase la entrada en que publico la solución al problema de hace unos meses). Así que en esta ocasión, a pesar de haber añadido tres postdatas, no pienso decir que me gusta hacer entradas de esta longitud, y, por el contrario, diré que nunca más lo haré, a ver si así pueden quedar de esta longitud (hay que ser para contradecirse a sí mismo en la misma oración).

6 comentarios:

Key dijo...

Oh mai gaz. Estás como una regadera.

p.d. Si algún día consigues quedar con Drácula, yo quiero ir.

Nicolás dijo...

Estoy, estaba y estaré. Gracias por no correr como alma que lleva el diablo, es un lindo gesto de tu parte (de hecho, es una grata señal el hecho de que aún haya gente con sentido del humor en este mundo, porque anteayer me comuniqué con un antiguo profesor de literatura que cursa la universidad y cuando le di la reflexión y el añadido de que los doctores estaban pensando en aumentar el grado de aislamiento... como que casi me dice "que el Señor se apiade").

P.S. OkiDoki. Siempre alegra encontrar a alguien que quiera tener la experiencia de estar inmortalmente aburrida XD

P.P.S. Mi maestro de piano le diría a la regadera "estadio regadera", en el que se comienza a pensar el universo de una forma distinta para alcanzar el conocimiento universal de la música como fuente de energía cósmica retromorfada (es decir, lograría sacar más carcajadas). Que conste para que se sepa que estoy bromeando: Ni yo tengo tendencias góticas (por lo de Drácula), ni mi maestro usa túnica anaranjada ni se rapa la cabeza (vale, tiene rapado natural y usa una campera de la buena suerte color naranja, pero en sí no adhiere a ninguna filosofía, ideología o estilo de vida contemplado por la sociedad global en general).

Los Fantasmas del Paraíso dijo...

Key tiene toda la razón: estás fatal xDD Madre mía qué cosas se te da por pensar. Cualquier día acabas filósofo (no te falta tanto) y los niños de dentro de tres siglos tendrán que estudiar tus teorías. Es una entrada para enmarcar viendo como se te va la cabeza, especialmente en la última posdata reflexionando sobre la longitud de las entradas xDD

Bueno, voy a ver en cuantas entradas me da tiempo a comentar, que programar alguna entrada para mi blog me lleva tiempo y en unos veinte minutos tengo que irme ya del bar. Un saludo, y espero que descanses como te mereces durante las vacaciones, que estoy seguro de que has trabajado mucho.

Nicolás dijo...

¡Los tres coincidimos en lo mismo! XD Tú no eres el primer sorprendido, Fantasmas... el primer sorprendido de las tonterías que a veces pienso soy yo. Tendré la suerte de que, como no como pescado, no moriré atragantado con una espina y el consuelo de que los niños del siglo XXIV se reirán a carcajadas con mis ocurrencias. He dicho, para cuando termine la secundaria estaré en condiciones de ser el universitario más demente que haya pisado la Facultad de Matemáticass. Pero bueno, la única forma de mantenerme cuerdo es que no me saquen mi locura (célebre frase de una queridísima amiga que me ha ayudado bastante en los últimos tiempos).

Tranquilo por las entradas, que yo tengo pendientes muchas bandas sonoras por oír y un montón de frases de la semana por leer, así que ahora me daré una vuelta por allá para ver cómo van las cosas XD

Estoy panza arriba, así que sí, estoy descansando bien después de una ardua labor, pero a veces mi mente se revela y quiere seguir trabajando. El periodo de estudio (cxomprendido entre mediados de marzo y eel diecinueve del mes pasado) ha sido bastante entretenido (la última entrada del veintidós de julio habla de eso, precisamente). Lo que a mí me incomoda es el periodo de treinta o quince días antes, cuando sientes que la espada está sobre tu cabeza y te despiertas en medio de la noche pensando que no recuerdas nada de lo que has aprendido durante el día (es que yo soy demasiado obsesivo, la verdad). Con todo esto, lo extraño sería que no estuviera perdiendo la razón como lo demuestra esta entrada.

P.S. ¿No quierees conocer a Blad Draculea, Fantasmas? XDDD

P.P.S. La anotación sobre el largor de las entradas es una contradicción de las que me gustan escribir a mí para deleitarme con el contraste y esa vibración que te entra cuanddo manipulas dos conceptos tan opuestos y tan cercanos. El pensar en el día y la noche, el frío y el calor, el verde en el otoño y la ficción y la realidad me recuerda a la sensación que uno siente cuando acerca los polos positivos de dos imanes...

P.P.P.S. ¡Atráss, invasores noruegos! ¡Olvidaos de vuestra avidez! ¡Quedaos en Oslo! ¡No salgáis de Oslo! ¡Os lo decimos por última vez! LesLuthiers son increíbles.

jengibre dijo...

Ja ja ja ja

coincido con Key y Fantasmas... estás como una regadera. Pero eso no es malo, en este mundo hay que estar un poco loco para seguir en él.

Nicolás dijo...

Como dije antes, la única forma de estar cuerdo es que no me quiten la locura. Yo siempre fui honesto, yo siempre dije que lo mío estaba para el psiquiatra, y he aquí la comprobación...

En realidad, creo que la creatividad requiere cierto grado de locura para lograr la originalidad. La cordura es siempre demasiado llana y corriente, pero cada locura o rayadura es diferente según el individuo, y he ahí en donde se alcanza la cumbre de la creatividad que es el crear con el profundo consuelo de que se crea algo innovador y completamente original. ¿Qué sería el mundo sin grandes locos que dispusieron sus rayes al servicio de la creatividad? No hay mejor que la locura que saque la monotonía del diario vivir en un mundo quizás demasiado cuerdo, y quizás, por esa misma cordura, demasiado loco. Si en un mundo de locos que se creen cuerdos apareciera un cuerdo verdadero, creo que el resto del mundo le diría loco, como en el Asesino, de Ray Bradbury.

Yo siempre he dicho que sólo sé hacer dos cosas bien en este mundo: Pensar y reír. Quizás si el mundo entero se dedicara a pensar un poco más y a reírse de sí mismo, este mundo pudiera funcionar de una forma mucho mejor. Nada más nefasto como la falta de pensamiento en un mundo demasiado acelerado, y nada tan triste como la falta de humor en un mundo que lo necesita tanto.

Según mi profesor de Piano, después del estadio regadera llega el estadio corneta de payaso, a ver cómo puedo llegar a esa reflexión trascendental XDDD