sábado, 30 de abril de 2011

La pequeña tejedora de sueños.



La pequeña tejedora de sueños.

Esta es la historia de Iris, un hada muy especial... la más especial de toda, en realidad. Ella fue la primera de las hadas que salió de la retorta del viejo alquimista. Eso la hace diferente a todas sus hermanas. Iris no tiene alas, y su aspecto es similar a cualquier niña mortal, excepto por su tamaño y por sus enormes y bellos ojos azules. Pero Iris no era muy feliz en el país de las hadas. Era tan diferente de sus hermanas que no se sentía a gusto entre ninguna de ellas. Las demás se reían de su falta de alas y su incapacidad de volar. Se sentía torpe y ridícula así que decidió aislarse del resto. Pero el anciano alquimista, cuando se enteró de su aislamiento y su pena, se acercó a hablar con ella. Nada más verla, con sus enormes y bellísimos ojos anegados de lágrimas, sintió que se le rompía el corazón. Iris era tan parecida a su hija, que no podía consentir verla tan triste. La abrazó con mucho cuidado para no hacerle daño y trató de consolarla. Le dijo que no debía hacer caso a las demás. Que era un hada muy especial pues tenía una misión que ninguna de las otras podía hacer. La pequeña, al escuchar esto, dejó de llorar y miró esperanzada y desconcertada al anciano. Él le puso en la mano unas agujas de tejer, y le explicó que cada noche cuando los niños durmieran, se colaría en sus habitaciones y les tejería los más hermosos sueños. Así los pequeños olvidarían cada noche las penas o sinsabores de cada día. Y desde aquel día, Iris ya nunca se ha sentido triste por ser diferente. Y es feliz tejiendo los más hermosos sueños para todos los niños.

¡¡¡FELIZ CUMPLEAÑOS, NICOLAS!!!!


MusicPlaylist
Music Playlist at MixPod.com

5 comentarios:

Key dijo...

¡Vaya por Dios! Acabo de escribir un comentario felicitando a Nicolás y parece que no se ha publicado :( ¡Así que felicidades otra vez! :D

Uriel Lascano dijo...

Felicidades por tu cumpleaños Nicolás!

Y a tí por tan bella historia, Jengibre.

Nicolás dijo...

Muchísimas gracias por la felicitación, queridísima Key... Y qué raro, por aquí no tengo nada que hayas enviado anteriormente. Enigmas del Blogger y de Google.

Pongamos orden. ¡A ver! ¿¿¡QUÉ HAN HECHO CON EL COMENTARIO DE KEY!??

De nuevo, mil gracias XD

Nicolás dijo...

¡Muchas gracias, Uriel! Me ha alegrado mucho ver la felicitación, de verdad.

Y así es, Jengibre es una gran narradora. Te sugiero muy especialmente y con garantía de que no saldrás decepcionado que revises a fondo el archivo de su blog (Los cuentos del hada Jengibre), y encontrarás materiales de semejante calidad a este.

De nuevo, ¡mil gracias!

Nicolás dijo...

Y Jengibre...

... Como Galadriel dice a Frodo en la Comunidad del Anillo... Vengo a ti en último lugar, aunque en mis pensamientos no eres el último.

De verdad, desde lo más profundo, muchísimas gracias. Personas como tú no se encuentran todos los días, no están junto al pan y no son la regla en la humanidad. Gracias por todo, queridísima amiga, muchísimas gracias elevada a la decimoséptima potencia.

Y maravilloso, un cuento hermoso. Eso sí, qué nombrecito, ¿eh? XDDD Quizá fue inconciente, pero ha sido todo un detalle de aventuras pasadas XDDD A propósito, ¿cómo sigue ella en su labor de princesa de los mares? Y fuera del chiste... exquisito, magnífico.

De nuevo, mil millones de gracias.

Au revoir, cher ami.