martes, 13 de abril de 2010

En la orilla del océano cósmico: Carl Sagan.




Desde niña me han fascinado las estrellas. Las del firmamento, no las del celuloide. Recuerdo las noches de verano, en casa de mi abuela donde pasábamos las vacaciones. Al ser un pequeño pueblo en Castilla-La Mancha gozábamos de preciosos cielos cuajados de estrellas. Ventajas de no tener tanta contaminación lumínica como sucede en la gran ciudad donde vivía. También recuerdo que me gustaba leer todo lo que podía sobre ellas. Sabía el nombre de muchas constelaciones y de sus estrellas más brillantes. Y podía encontrar la Osa mayor y la menor, casiopea y alguna mas.

Pero lo que realmente me marcó y alimentó mi pasión por la astronomía fue una serie de divulgación científica. Cosmos era su título y estaba escrita por Carl Sagan. Sagan no sólo era un gran científico que trabajó incluso para la NASA, sino que era un gran comunicador. La serie era amena y entretenida, pero sobretodo muy instructiva. Su lenguaje sencillo y la claridad con la que Sagan explicaba conceptos tan complejos la teoría de la relatividad o el Big bang lograban que captaras esos conceptos aunque no fueras un licenciado en astrofísica. Y todo esto acompañado con unas imágenes espectaculares y una música especial, compuesta por el gran compositor Vangelis, compositor entre otras, de las bandas sonoras de Carros de fuego y Blade Runner. Una serie que no ha perdido su vigencia a pesar de los 30 años que han pasado desde su creación. Cada capítulo te dejaba con ganas de saber más, de adentrarte en ese océano cósmico. Y deseabas que pasara volando la semana para ver el siguiente capítulo.

Por eso, para que los que visteis la serie la recordéis, y los que no la hayáis conocido, aquí os dejo un fragmento del primer capítulo.
¡Disfrutadlo!



(Por si alguno le interesa, en google vídeos puedes ver los capítulos completos de la serie, y en castellano. Os lo recomiendo.)

5 comentarios:

Nicolás dijo...

¡¡¡Wauuu!

NO, jamás la había visto, pero sí, me ha encantado! Has hecho una perfecta descripción de lo que es la serie, y lo digo en base a lo que he podido apreciar en el fragmento que has puesto. ¡Es increíble!

Razón tienes. Es ameno, entretenido y te deja con ganas de más. Me gusta la inspiración y la forma casi poética con la que dice algunas cosas y explica otras tantas. Me gusta la explicación de porqué somos parte del cosmos y de la velocidad de la luz (esto último siempre les confunde a la mayoría de los estudiantes).

Ciertamente, si algún día llego a enseñar algo de Física (es probable, por lo que he visto en la secundaria), ten por seguro que voy a ejejmplificar todas mis clases con Carl Sagan y Cosmos.

XD Me gustó la descripción de tu relación con la astronomía. Por aquí no se podía dedicar mucho tiempo a eso, porque (como bien has mencionado) la contaminación lumínica es un grave daño.

¡Excelente entrada, Jengibre! ¡Con lo que me gusta la Astronomía y el hablar de estrellas! Dios... qué belleza que es el universo... Te has lucido, Jengibre, y es en serio.

Los Fantasmas del Paraíso dijo...

A mí me llama la atención el ritmo que lleva, tranquilo y despacio. Y es eso que dices, lo explica con sencillez, para que la gente lo entienda.

Yo, la verdad, nunca fui muy aficionado a la astronomía (cuando me enseñaban algo de las estrellas, en verano, en la casa de la playa de mis abuelos, se me olvidaba para el año siguiente xD), pero este programa me parece muy interesante.

jengibre dijo...

Hola Nicolás.

Sabía que te gustaría. Y ¡¡¡es mi primera entrada sobre ciencia!!!

Aunque no os lo creáis soy ante todo y sobretodo una mujer de ciencia (vale odio las mates...). Y no será la única, vendrán algunas más.

Besitos de jengibre.

jengibre dijo...

Hola Fantasmas.

Es una serie muy amena e instructiva. Una pena que no vuelvan a emitirla en tv. Supongo que por youtube puedes encontrar capítulos de ella.

Recuerdo tres grandes series documentales en mi infancia. Las tres conducidas por tres grandes comunicadores y además grandes expertos en su materia. Me refiero a El hombre y la tierra, Cosmos y Los mundos submarinos del comandante Jacques Costeau. Ellas me hicieron amar los animales, el firmamento y el océano. De hecho, de niña quería estudiar oceanografía, pero en mis tiempos solo se impartía en Canarias.

Besitos de jengibre.

Los Fantasmas del Paraíso dijo...

Sólo queda una, pues, que hace poco nos hablaste de Félix Rodríguez de la Fuente.

Pensando en los programas divulgativos de hoy, he pensado que ahora son como más, no sé, dinámicos (es que el primero que se me ha ocurrido es el de los Cazadores de Mitos, que cada vez que haciendo zapping veo que lo echan me quedo a verlo porque son geniales).