lunes, 19 de abril de 2010

Pequeño desafío mental




2+3=10

7+2=63

6+5=66

8+4=96

Entonces, 9+7=???


Siete días. Yo he encontrado dos distintos caminos que llegan a la misma solución, así que es un perfecto ejemplo para nuestra entrada de matemáticas anterior. Por supuesto, puede que vosotros halléis más caminos o nuevos senderos por los que se llegue a otra solución (o, porqué no, a otra solución que sea igual de válida). Ante todo debemos recordar que estos ejercicios se hacen con el único y sano motivo de pasarla bien pensando y divertirse un rato. Nadie es mejor que nadie y nadie ganará ningún premio por resolverlo. Es un juego, o, si se quiere, un modo de ocupar la mente para despertarla y hacerla arrancar. ¿Qué me decís? ¿Estáis preparados?

Como siempre, si llegáis a un determinado resultado, sería favorable pediros que hicieráis una breve (o larga, como vosotros prefieráis) relación de cómo lo resolvieron y de los métodos que usaron. Esto sirve para verificar que no ha sido suerte o casualidad, y también para enriquecer mucho el blog. No todos los pensamientos serán los mismos. A veces tendremos ideas originales, y otras bucearemos por otras aguas. Todas son válidas, porque lo que cuenta aquí es dedicarse a pensar y reflexionar. Lo que importa no es resolver, sino pensar. No dar con grandes verdades cósmicas, sino encontrar que tenemos mucho potencial dentro. No es necesario solucionar, sino hacer más atractivos, más seductores y mejores los problemas, tratando de ponerles nuevos factores que agregarán emoción y nuevas variables en las que centrarse. Recuerden que es insatisfactorio que un problema o una investigación científica quede del todo resuelta. La investigación que da y ofrece nuevas preguntas al finalizarse es la que da verdadero fruto, pues no sólo responde un problema original, sino que también plantea nuevos problemas para trabajar.

Así, sabiendo que la solución se dará en siete días y teniendo muy en cuenta que los comentarios serán un espacio abierto y libre para tratar de dilucidar y resolver, de ampliar y reconocer, de mejorar y cavilar... ¡comienza el problema!

¡Matemática a la carga!

8 comentarios:

jengibre dijo...

Hola Nicolás.


Puedo decirte una cosita...

¡¡¡¡ODIO LAS MATEMATICAS!!!!

No se vale, esto no es pensamiento lateral... snif, snif, snif...

Nicolás dijo...

Puedes, puedes, porque aquí todo el mundo es libre de gritar cuando está en contra de algo. Como se ha dejado dicho, la libertad es la base y el fundamento para el conocimiento, y si no hay libertad, no hay un verdadero camino despejado por el cual circular de forma libre para hallar conocimientos. Así que sí, la sinceridad ante todo XD

Técnicamente, el problema consiste en aplicar creatividad para encontrar una relación o patrón numérico y luego aplicar a la incógnita. Como dije en la otra entrada, aquí sólo la creatividad salva, no el ingenio, así que no hay trampas por mi parte de este lado. Y vale, hay más números que razonamientos laterales, lo admito, pero es uno de los tantos problemas que bordean el límite difuso.

Pero ahora me has puesto triste de estar triste tú... Pero te digo una cosa más: tú puedes. Capacidad, te sobra. Inteligencia, a montones. Creatividad, ¿es necesario que te recuerde todos los cuentos excepcionales que has escrito? Intuición, a veces no sé distinguir las diferenciar entre tú y Miss Marple. Originalidad, llenas arcones y los rebalsas. No te dejes amilanar por estos números. Tú puedes mucho más que ellos ¡y puedes ganarles! Y puedes, más que nunca, tomar tu varita, gritar "¡por el bosque de las hadas!", ir a la batalla ¡y rebanar cabezas de orcos y trolls!
¡A la caaaaaaarga!

Nicolás dijo...

Vale, no podrías rebanar cabezas de orcos con varitas, pero sí podrías convertirlos en sapos XD

Los Fantasmas del Paraíso dijo...

Contesto sin leer los demás comentarios por si acaso xDDD:

¡Lo hice!! Me costó un poco, pero llegué a la solución. Primero pensé en si sería una solución "extramatemática", como contar los trazos de los números o sus esquinas y que cada uno fuera una cifra, pero no encontré nada. Luego pensé en si cada número se correspondería a una cifra sumándole alguna progresión o algo, pero no fue hasta que simplemente hice la operación indicada cuando lo descubrí. Me di cuenta primero de que multiplicando cada resultado llegaba al número esperado, pero tuve que anotar todo en un papel para darme cuenta de por qué número había que multiplicar. Y, al fin, 9+7 aquí es igual a (9+7)x9, lo que es igual a 144.

He de reconocer que hubo un momento en que pensé que me iba a llevar mucho más rato xDD

Y bueno, creo que conmigo has conseguido tu pretensión: me has mantenido pensando y entretenido con las matemáticas durante un rato xDDD

Preste Juan dijo...

Coincido con "Los fantasmas del paraíso". El resultado de las sumas de las dos cifras se multiplica por la primera de estas y:144
Igual hay muchas otras formas de llegar a esa conclusión, pero bueno,me pasa como a "jengibre". Para mis las matemáticas es un mundo extraño.¡Así se aprovechan de mí las entidades bancarias y sus comisiones!

jengibre dijo...

Bueno, ¡¡¡¡me siento muy realizada!!! He conseguido resolver el problema que nos planteas.

Se trata de sumar las dos cifras y multiplicar el resultado por la primera cifra.

Así sería 9+7= 16x9= 144

Eso sí, me ha costado emborronar un montón de papeles con todas las operaciones que hice...

Por cierto, eso de rebanar las cabezas de los orcos no suena nada mal...

Key dijo...

¡Me encantan estos juegos! Yo he utilizado el mismo razonamiento que los demás, ¿qué otras formas hay?

Nicolás dijo...

Buenas noches a todos, amigos del salón.

Tomo nota de todos vuestros comentarios y de vuestras reflexiones.

Aprovecho este comentario para anunciar dos cosas (y la segunda será en respuesta a Key).
La primera, no sabéis lo loco que uno está cuando tiene un cuento que se transforma en fic y luego vuelve a ser cuento, siempre con personajes distintos. Estoy renegadon con ello, y esta es la principal causa de que no haya estado mucho por aquí esta semana (bueno, "aquí" en el sentido de la web y los blogs a los que soy asiduo en general). Pido, por tanto, mil perdones por mi silencio de días, aunque ahora intentaré responder a los comentarios directos, es decir, a los comentarios a los que pueda responder por ahora sin estropear la sorpresa.
La segunda, y como se ha dicho más arriba, en respuesta a Key, es que el problema de matemáticas se cerrará el lunes a las doce de la medianoche (uso horario de Argentina). Como ya he mencionado, he tomado nota de sus comentarios y de sus respuestas y todos serán respondidos con la máxima celeridad que me sea posible. Así mismo, el lunes a las doce de la medianoche (suena muy poético decir esto), se publicará (o al menos esto espero) una entrada con la solución y otras reflexiones.

Sólo puedo adelantaros un par de cosas:
* Fantasmas: ¡El pensar es precisamente lo que se prtende, así que me doy por satisfecho!
* PresteJuan: XD los bancos XD Tranquilo, que a mí me gusta sólo trabajar con matemáticas frías (números sin vida) en la Matemática misma, no usarla para la contabilidad y otros fines más adversos. ¿Te he dado ya la bienvenida? ¿No? Entonces ruego que perdones mis modales y te digo: ¡Bienvenido al salón del estudio! Pasa, ponte cómodo, estás en tu hogar. Y sí, es un mundo extraño, pero no deja de ser, al igual que la descripción de Tolkien sobre el mundo de las Hadas, un lugar encantador (o al menos yo lo veo así)...
* Jengibre: ¡A rebanar cabezas de orco! XD Todo es una cuestión de enfoque, mi querida amiga. ¡Alista armas!
* Key: ¡Me alegra por sobre manera que te gusten este tipo de cosas, porque esto abunda en el salón del estudio! Como ya se ha dejado dicho más arriba, todo quedará resuelto (y también abierto) el lunes a la medianoche.

Gracias a todos y todas por dejar vuestros comentarios por aquí y enriquecer tanto el salón. Ahora... ¡a esperar!
¡Elen síla lumenn'omentielvo!será en respuesta de un comentario de